iyfperu

EL HOSPITAL DEL CORAZÓN

Antes de conocer IYF, Yo era una chica común que vivía sin pensar en nada, solamente me dedicaba a estudiar, Jugar, tomar y fumar con mis amigos. Pero tenía algunos sueños para mi futuro. Como viajar a otro país y aprender su idioma. Por eso buscaba organizaciones para cumplir mi sueño.

Voluntaria de Tailandia Faii con Polo Negro de IYF

Voluntaria de Tailandia Faii con Polo Negro de IYF

Un día, encontré a IYF por medio de una amiga. Ella me dijo que por medio de un programa de IYF (Good News Corps) podía viajar a otro país y que solamente necesitaba pagar el pasaje. A mí me intereso bastante y participé en los talleres y en el “Campamento Mundial” de Tailandia y Camboya. En este tiempo yo era Budista y IYF era una organización Cristiana, por eso al escuchar acerca del mundo del corazón no podía entender y no tenía interés, pero durante los 8 meses que conocí IYF en Tailandia aprendí sobre el mundo del corazón. Aunque al principio fue difícil sacar mí, pero por la gracia de Dios pude recibir la salvación. IYF se convirtió en “El hospital del corazón” porque cuando tenía problemas y dificultades, yo podía hablar con ellos y de esta manera entendía y aprendía de los problemas.

Cuando llegué al Perú no podía hablar español, por eso al principio tenía mucha dificultad, no solo por el idioma, sino también por la comida y la cultura. Siempre tenía el deseo de regresar a mi país por ver esa dificultad. Pero viviendo en Perú, pude aprender muchas cosas y pase el límite de mi corazón, IYF no me enseñó solamente el español y la cultura de Perú, sino también el corazón de otras personas.

Ahora solo me falta 1 mes para regresar a mi país, 9 meses pasaron volando desde que llegue a Perú. Siento que Dios cambió mucho mi vida y me dio esperanza por medio de Jesucristo. Aunque al principio vivir como voluntaria de GNC no fue fácil, Pero pude avanzar. Doy gracias a IYF por darme esta gran oportunidad y muchas cosas más.

Leave a Reply